Cuidado a personas
Llámanos: 617 436 636 - 988 688 857

Temas

Jóvenes que vivieron como ancianos: 4 casos terribles de niños con síndrome de Benjamin Button

19/05/2024· NOTICIAS PUBLICADAS SOBRE LAS PERSONAS MAYORES

Nacen viejos y mueren jóvenes. Pasan su infancia atrapados en cuerpos de ancianos. Viven, con suerte, poco más de 20 años. Estos son cuatro casos de niños Benjamin Button de la vida real.
Tristemente, ninguno de los cuatro fue rejuveneciendo con el correr del tiempo como lo hace el protagonista del cuento de Francis Scott Fitzgerald de 1922 o de su adaptación cinematográfica de 2008 con Brad Pitt. “El curioso caso de Benjamin Button” narra la historia de un hombre que nace viejo y poco a poco va rejuveneciendo.
Ellos padecen progeria, o síndrome de progeria de Hutchinson-Gilford, un trastorno genético progresivo muy raro que provoca una aceleración del envejecimiento de los niños a partir de los primeros dos años de vida.

l Dr. Yugantar Pandey, profesional que atendió a Rupesh, el segundo caso de este artículo, dijo que la mayoría de las personas que la padecen mueren cuando llegan a los 13-15 años, pero en algunos casos, como el de su paciente, viven hasta los 21.
Por su parte, la Dra. Hiba Zaaroura, médica israelí del último caso de la lista, dejó en claro que su paciente debía ser seguido de cerca por un cardiólogo por el “riesgo de sufrir problemas cardíacos y accidentes cerebrovasculares” y por un gastroenterólogo por sus “problemas de crecimiento”.
Según el National Organization of Rare Disorders, la prevalencia de progeria es aproximadamente 1 en 20 millones, lo que significa que en un momento determinado hay aproximadamente 400 niños que viven con la enfermedad en todo el mundo.
Hasta diciembre de 2020, el Registro Internacional de Progeria de la Progeria Research Foundation identificó un total de 131 niños y adultos jóvenes con progeria en el mundo.
Sin embargo, hay medios especializados, como MedlinePlus, que difieren en el número: dicen que ocurre en 1 de cada 4 millones de recién nacidos.

¡Compártelo!